lunes, 28 de julio de 2008

¡Se consagró!

El partido fue el viernes, pero no es tarde para comentar el soberbio estreno de Joba Chamberlain ante Boston en su templo Fenway Park.
En siete entradas apenas permitió tres hits sin carreras, ponchó a 9 y dio un boleto.
Creo que la promesa Yankee dejó de serlo y se consagró en la soberbia actuación que significó el triunfo de Nueva York de 1-0.
Me gustó mucho el Joba que vi el viernes por varios razones:
1-No abusó de su recta de 98-99 millas. La utilizó en casos justificados.
2-Su control fue pleno, exquisito, con sutilezas en las esquinas, variación en laubicación, siempre abajo y en las esquinas. Apenas dio un boleto.
3-El slider estuvo demoledor a 88 millas, no tanto por la velocidad, que en sí es mortal, sino por la ubicación. Siempre abajo, hacia adentro en los zurdos, hacia afuera en los derechos, acompañado de una pronunciada curva muy efectiva.
4-Utilizó bien las rectas duras pegadas en zurdos y derechos, un lanzamiento de gran efectividad si se acompaña con la lanzamientos rompientes afuera. Fue demoledor.
5-Cambios de ritmo y velocidad. No tiró más de dos pelotas a la misma velocidad, ni insistía con un mismo lanzamiento. Siempre varió la oferta, las velocidades, ubicaciones.
6-Inteligencia. El muchacho usa la cabeza y bien. Sabe lanzar. Es incómodo e impredecible. Tiene recursos y estudia a los bateadores. Aprende de sus errores.

1 comentario:

reuel dijo...

ahora la cosa se pone al rojo vivo, me gustaria que tampa ganase por su grupo, se lo merece!!. los medias blancas han hecho un trabajo bastante bueno, pero analizando su picheo, no ha dado un buen trabajo.