jueves, 24 de julio de 2008

Muchachos, hay que ser selectivos

La paciencia es una virtud asiática que deben replicar nuestros compatriotas que se ganan la vida con un madero al hombro.
Si revisamos los numeritos de los tres bateadores, veremos que Alexei y Yuniesky tienen paciencia de chofer de guagua (o micro, en chileno). Apenas han recibido 8 y 6 boletos.
No sé si es un mal endémico de la isla porque hace 11 años que no sigo el béisbol de allá, pero esperar los buenos lanzamientos y embasarse por bases por bolas son dos cualidades que TIENEN que tener los buenos bateadores.

No se puede andar por la vida tirándole a todo lo que pasa, no señor. Hay que tener disciplina en el plato, esperar la buena, dejar la mala, ahorrar swing y hacer pensar al lanzador.
La desesperación del pinareño y el villaclareño no es buena ni productiva para sus equipos e imagino que los entrenadores de bateo estén puliendo esos detalles.
Yunel lo está haciendo bien.
¿Ustedes se imaginan a Barry Bonds, Manny Ramírez, Bobby Abréu, Drew y tantos y tantos, tirándole a cualquier cosa? Pues no.

1 comentario:

Victor dijo...

Uziel, mi opinión al respecto es la siguiente,si bien es cierto el tema de la desesperacion en el cajón de bateo, yo creo que todo pasa porque en Cuba los Umpires tienen una zona de strike muchisimo mas amplia que en Las Grandes Ligas, por lo que hay que tirarle a bolas que acá serian malas , mientras en Cuba se las cantan si no le tiras. Ese sistema lo viven desde las categorías inferiores y se arrastra mucho tiempo por lo que les tomará varias temporadas adaptarse si es que lo logran, mientras tanto les deseo la mejor de la suerte a estos grandes peloteros que nos representan tan bien. Saludos, Victor.