domingo, 7 de septiembre de 2008

Agárrense, que esto se pone bueno

Mañana empieza una serie de tres partidos en la catedral Fenway Park de Boston entre los Medias Rojas, a 1,5 juegos, y Tampa, el líder. Ya podrán imaginar que el antiguo estadio del Monstruo Verde estará de bote en bote (como siempre).
¿Comenzará la debacle de Tampa, esa que todo el mundo espera? Yo sigo apostando mis fichas por el equipo de Carlos Peña. Tienen un sólido cuerpo monticular, aunque sus bates no han respondido mucho. Pero señores, Boston en su parque es inexpugnable. De local registra 48 triunfos y 19 derrotas. Si Tampa le saca un partido, sería un buen resultado, y si gana dos pues una hazaña.
Lo único claro es que llegó la hora de la verdad para los Rayos de La Florida. Ahora es cuando tienen que demostrar de qué están hechos.

2 comentarios:

Victor dijo...

Uziel, a los de Tampa la salida de Carl Crawford y Evan longoria les está pasando factura, esas dos figuras eran uno de lo ejes fundamentales, creo que Boston les pasa por encima, saludos, Victor

terreno de pelota dijo...

toda la razón, amigo, la ausencia de esa dupla poderosa es demasiado para un modesto equipo. sinceramenteo, creo que Boston les pegará duro y es muy probable que los barra....pero Tampa ha demostrado consistencia y calidad y hay que darle un voto de confianza. están primeros no por la alineación de las estrellas en el firmamento o porque se ganaron la lotería, agárrense, que la cosa se pone buena, un abrazo, Uziel